Herencia con Testamento


Herencia_con_testamentoEs cuando el difunto hubiese dejado plasmado su última voluntad en un testamento a fin de disponer de sus bienes después de su muerte.  El testamento puede incluir actos de carácter no económico como puede ser el reconocimiento de un hijo o hijos, designación de un tutor para su hijo incapaz. El testador puede disponer de sus bienes mediante herencia o legado. Aquellos bienes o derechos asignados mediante legado deberán ser separados de la herencia y no serán objeto de reparto entre los herederos.

 

La Testamentaria

Es el conjunto de documentos y actuaciones fundados en el testamento del fallecido, cuyo resultado será la división y adjudicación de la herencia.

La testamentaria puede realizarse mediante pleno acuerdo entre los herederos o mediante la firma del albacea – comisario – partidor.

Primero, se debe constatar si existe designación de albacea testamentario, aquella persona designada por el testador para ejecutar lo dispuesto por el testador. En caso de inexistencia de albacea o comisario contador partidor, aquellos facultados para ejecutar la testamentaria serán los herederos.  En el caso del albaceas, este no precisara la anuencia de los herederos para la ejecución del testamento en tanto los herederos necesitarán estar unánimamente de acuerdo con la ejecución del mismo.

 

Si no hubiese acuerdo unánime en la partición de la herencia o a falta de firma del albacea/comisario/partidor se deberá solicitar la división judicial de la herencia , denominado  Juicio de Testamentaria o división de la herencia. Cualquier heredero o legatario se encuentra facultado para reclamar judicialmente la división de la herencia salvo que esta deba efectuarse por un comisario designado por el causante testador.

Si el causante fuese titular de cuentas bancarias o valores mobiliarios para que los herederos puedan disponer de estos deberán presentar:

–       Certificado de defunción para acreditar el fallecimiento de su titular

–       Demostrar su condición de herederos mediante copia autorizada del testamento y certificado de ultimas voluntades

–       Justificante del pago del impuesto de sucesiones o su presentación ante Consejeria de Hacienda ( varia según la comunidad autónoma)

–       El escritura pública particional o el documento privado (las firmas deben ser reconocidas por el banco) estableciendo partición de los bienes y derechos entre los herederos.